In Blog, Sin categoría

Hablemos de Enfermedad Renal Crónica

banner_enfermedad_renal_cronica

Por: Dr. Jorge Revilla Beltri, Cédula Profesional 661215 UNAM, Director Médico PROBIOMED, Septiembre 2019.

*Los médicos son los únicos capacitados para diagnosticar padecimientos e indicar terapias y tratamientos. Este texto no sustituye las recomendaciones de tu médico.

Además de mantener el equilibrio químico del cuerpo, ayudar a controlar la presión arterial y producir hormonas como la eritropoyetina (EPO), la función principal de los riñones es filtrar la sangre y, a través de la orina, eliminar desechos y el exceso de agua en el organismo.[1][2]

La enfermedad renal crónica (ERC) aparece cuando los riñones están dañados y no pueden filtrar la sangre como deberían; al acumularse desechos en el cuerpo pueden aparecer otros problemas de salud.[1]

La ERC se desarrolla silenciosa y progresivamente a través de los años y muchas veces quienes la padecen no presentan síntomas hasta etapas avanzadas, por lo que es importante visitar al médico periódicamente para revisar el estado general de nuestra salud y tomar las medidas necesarias en caso de detectar un problema.[1][3]

Algunos factores de riesgo para el desarrollo de este padecimiento son el tabaquismo, la obesidad, el alcoholismo, antecedentes familiares de la enfermedad, el sedentarismo, tener más de 60 años y ser de ascendencia afroamericana, hispana, asiática o indígena americana.[3]

Puedes cuidar la salud de tus riñones adoptando medidas como[1]:

  • Llevar una dieta equilibrada que incluya frutas, verduras, granos integrales, y proteínas bajas en sal y grasa.
  • Vigilar que tus niveles de presión arterial y azúcar en la sangre sean saludables.
  • Limitar la ingesta de bebidas alcohólicas.
  • Hacer ejercicio regularmente.
  • Evitar el consumo de tabaco.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud y la OMS, el 10% de la población mundial sufre de enfermedad renal crónica y, según cifras de la Sociedad Latinoamericana de Nefrología e Hipertensión, en Latinoamérica existen más de 613 pacientes con este mal por cada millón de habitantes.[4]

En México, se estima que entre 8 y 9 millones de personas sufren este padecimiento en etapa temprana, más de cien mil pacientes presentan etapas avanzadas de la enfermedad y cada año hay, al menos, 40 mil casos nuevos.[4]

Si la incidencia continúa con ese rápido crecimiento, para el 2025, México tendrá más de 212 mil pacientes diagnosticados con insuficiencia renal crónica.[4]

Dentro de su portafolio, PROBIOMED cuenta con tratamientos para apoyar al paciente con enfermedad renal crónica y brindarle una mejor calidad de vida

¿Eres médico? Ingresa aquí a nuestra sección exclusiva para profesionales de la salud y conoce más acerca de nuestros productos.

¿Eres paciente? Consulta a tu médico para saber más acerca de las terapias disponibles para controlar tu padecimiento.