In Blog, Sin categoría

Esclerosis Múltiple: 5 mitos y realidades

esclerosis-multiple-5-mitos-y-realidades

Por: Dr. Jorge Revilla Beltri, Cédula Profesional 661215 UNAM, Director Médico PROBIOMED. Enero 2021.

*Los médicos son los únicos capacitados para diagnosticar padecimientos e indicar terapias y tratamientos. Este texto no sustituye las recomendaciones de tu médico.

La esclerosis múltiple (EM) es un padecimiento discapacitante no traumático que se observa entre los adultos jóvenes. Se trata de una enfermedad autoinmune en la que las células que deberían combatir agentes extraños al organismo, atacan la capa protectora de las fibras nerviosas del propio cuerpo (mielina) causando inflamación y daño -reversible o irreversible- de estructuras importantes del cerebro, el nervio óptico y la médula espinal, lo que puede ocasionar discapacidad a largo plazo. [1,2]

Se sabe que algunos factores como la sobreexposición a la luz ultravioleta, la infección por el virus de Epstein-Barr, la obesidad y el tabaquismo, pueden ser predisponentes para su desarrollo [1,2].

Al ser una enfermedad tan compleja, existe mucha desinformación alrededor de ella:

Mito 1: La esclerosis múltiple sólo afecta a personas de cierto origen étnico.
Realidad: Algunos grupos -como la población de origen anglosajón- son más propensos que otros -como aquellos de origen asiático o africano-, pero puede darse en cualquier persona [1,2,3].

Mito 2: La esclerosis múltiple es un padecimiento mortal y contagioso.
Realidad: Es una condición controlable y no contagiosa, quienes la padecen no deben ser rechazados [1,3].

Mito 3: Los episodios de EM son fatales e irreversibles.
Realidad: Los daños causados son en su mayoría reversibles y el paciente puede recuperarse de ellos en unos meses.[4]

Mito 4: Las personas con esclerosis múltiple ya no pueden trabajar y deben permanecer en confinamiento.
Realidad: Con el seguimiento médico adecuado, quienes padecen esta enfermedad pueden mantenerse profesional y socialmente activos; sin embargo, el manejo del estrés en ellos es muy importante pues este puede ser detonante de un episodio. Ser productivos y realizar actividades gratificantes les ayudará a nutrir su estado anímico. Las relaciones sociales, familiares y de pareja son tan esenciales para los pacientes con este padecimiento como para cualquier otra persona.[5]

Mito 5: Me diagnosticaron EM: ya no puedo hacer ejercicio.
Realidad: El ejercicio regular, aeróbico y en agua, ha demostrado ofrecer grandes beneficios para la salud cardiovascular, muscular y psicoemocional de los pacientes con esta condición. Este debe realizarse según las recomendaciones del médico tratante [6].

Si bien no existe hasta ahora una cura para la esclerosis múltiple, hay tratamientos que reducen la probabilidad de brotes o recurrencias, así como terapias de rehabilitación que mejoran sustancialmente la calidad de vida del paciente [1,2].

El diagnóstico y tratamiento oportuno de la enfermedad, acompañados de actividad física regular, dieta saludable y apoyo psicoemocional, pueden permitir a quien la sufre tener una vida activa y gozar de ella con plenitud [1,3].

Dentro de su portafolio PROBIOMED cuenta con opciones de tratamiento para la esclerosis múltiple

¿Eres médico? Ingresa aquí a nuestra sección exclusiva para profesionales de la salud y conoce más acerca de nuestros productos.

¿Eres paciente? Consulta a tu médico para saber más acerca de las terapias disponibles para tu padecimiento.

[1] Dobson, R., & Giovannoni, G. (2019). Multiple sclerosis – a review. European journal of neurology, 26(1), 27–40. //doi.org/10.1111/ene.13819.

[2] //www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/multiple-sclerosis/symptoms-causes/syc-20350269

[3] //www.nationalmssociety.org/What-is-MS/Who-Gets-MS

[4] //www.nationalmssociety.org/What-is-MS/MS-FAQ-s#question-Is-MS-fatal

[5] //www.nationalmssociety.org/Living-Well-With-MS/Work-and-Home

[6] //www.nationalmssociety.org/Living-Well-With-MS/Diet-Exercise-Healthy-Behaviors/Exercise